Afrontar el duelo

El duelo es una reacción natural de adaptación ante una pérdida. Es una situación estresante de primera magnitud que lleva aparejado un proceso de afrontamiento que implica todas las esferas de nuestra vida.vacio

El duelo aparece ante cualquier pérdida bien sea un problema de salud, un cambio de estatus, ruptura de pareja, pérdida del trabajo, alejamiento o muerte de un ser querido…

La dificultad de afrontar y evolucionar en un proceso de duelo depende del tipo de pérdida, de la relación existente y de las características y habilidades de cada persona.

Se han definido una serie de fases en un proceso de duelo por las que solemos atravesar en orden e intensidad diferente cada persona. Cada una de ellas trata de reaccionar y dar respuesta ante el dolor, la confusión o la impotencia que sentimos y atravesándolas de forma constructiva vamos resituando nuestra vida en parámetros nuevos.

  • Negación: Sensación de que en realidad no ha sucedido o no está sucediendo la pérdida.
  • Enfado: hacia la situación, el objeto o la persona perdida, hacia nosotros mismos, hacia la vida o el mundo.
  • Negociación: con algo o alguien a quien real o imaginario con poder para encomendarnos o pedir intercesión para resolver la situación.
  • Decaimiento o depresión: sentimientos de tristeza profunda, culpa, ansiedad, frustración, pesimismo, melancolía…
  • Aceptación o superación: El dolor ya no paraliza y podemos ver con mayor sosiego la pérdida para reorganizar nuestra vida y poner el foco en el presente y el futuro propio.

Se habla de duelo patológico cuando somos incapaces de afrontar y evolucionar en la pérdida y nos quedamos estancados en las fases más inhabilitantes de reacción.

La ayuda en el duelo se dirige al alivio del dolor emocional y a un acompañamiento guiado por las diversas fases del duelo. Como cualquier otra crisis nos ofrece una oportunidad en la que se puede producir un aprendizaje para el afrontamiento de problemas, el planteamiento de nuestros valores, el establecimiento de prioridades en nuestra vida.

El objetivo no solo es integrar la pérdida para que forme parte de nuestra vida como una aportación y en lo posible alcanzar un agradecido recuerdo. También es una oportunidad para crecer como personas.

Author: psiconline

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>