La separación temporal como opción
May29

La separación temporal como opción

La separación temporal es una opción que se puede tomar en un proceso de conflicto de pareja, puede ser una buena medida de reflexión y conciliación o ser un nuevo problema, depende de cómo se lleve a cabo. Es una opción delicada y por ello ha de tratarse con sumo cuidado. La separación temporal es una buena opción cuando la tensión acumulada hace que la convivencia en la pareja sea difícilmente sostenible e impida cualquier tipo de comunicación orientada al afrontamiento del problema o la mínima toma de distancia necesaria para la reflexión sobre la situación. La separación temporal puede ayudar a eliminar tensión sobre la situación, evitar agravar el conflicto y coger perspectiva. Cuidado! Es importante descubrir sobre todo si la llamada separación temporal es simplemente una forma atenuada de llevar a cabo un divorcio ya decidido y también aclarar en su caso que ambos miembros de la pareja entienden lo mismo por separación temporal. Cuando es útil. Como decíamos una separación temporal permite rebajar el nivel de tensión. Los sentimientos negativos (frustración, rencor, impotencia…) pueden ser muy fuertes y el patrón de convivencia y comunicación hace que cualquier acto o intento de comunicación acabe por “echar más leña al fuego”. También ayuda a coger perspectiva con respecto a la relación y a la persona que es nuestra pareja. La distancia física tiempo y espacio personales y la ruptura de rutinas, en el mejor de los casos ayuda a revisar la historia de la relación, a ver a la persona con la que en un momento decidimos compartir nuestra vida y a aclarar los sentimientos y necesidades que nos han unido, que nos unen y que queremos que nos unan. Pero la separación en sí misma no es una varita mágica. Su potencialidad requiere de acompañamiento, trabajo y seguimiento. No solo es importante aclarar los objetivos sino trabajar sobre ellos durante el proceso. Examinar lo que no funciona y plantearse qué es lo que se necesita para que funcione. Cómo. Plantear con claridad y honestidad la finalidad de este “Tiempo muerto” y determinar los puntos sobre los que reflexionar: qué va mal, bases que sostienen la relación… Acordar los aspectos prácticos sobre economía, relaciones personales, familiares y sociales, tipo de custodia de los hijos (si los hubiera), visitas, pediatra, colegio… Si van a existir y cómo y cuándo van a ser los encuentros de la pareja. Cómo supervisar o gestionar la separación y cómo recibir ayuda para hacerlo. Qué plazo va a tener esta separación y cómo se van a evaluar estos plazos.   Por cuánto tiempo. Lo más recomendable es fijar plazos definidos para la separación temporal,...

Read More
Cuento inconcluso de dos vacíos
Mar21

Cuento inconcluso de dos vacíos

Erase una vez una persona vacía que se creía llena e incluso lo aparentaba y otra persona vacía que se creía llena e incluso lo aparentaba. Un día el azar, el destino, el alcohol, una prima… o un perfil en internet les pusieron a uno al lado de la otra. El vacío de él miró la apariencia plena de la otra y se dijo –Ella llenará mi vacío. El vacío de ella miró la apariencia plena de él y se dijo –El llenará mi vacío. Y sus vacíos mutuos les ordenaron que se juntaran irremediablemente, disfrazándose para no ser reconocidos con sus voces seductoras y llenas de buenas intenciones. Entonces ellos se juntaron irremediablemente y sintieron que el otro era básicamente maravilloso y que tenía un no-se-qué que encajaba perfectamente en él o ella y que seguro que le iba a hacer feliz. Pasó el tiempo y sus vacíos comenzaron a descubrirse entre sí. Al principio eran encuentros casuales, inesperados, con algún detalle ilógico… Los vacíos eran esquivos y contaban con una de las armas más poderosas del mundo, la manipulación. Con ella pudieron seguir escondiéndose y excusándose durante una época. Pero el tiempo siguió pasando y los vacíos se encontraron en toda su dimensión. Las esperanzas, ilusiones y expectativas puestas sobre las apariencias del otro fueron convirtiéndose en desilusión, frustración y desesperanza. Entonces, comenzó la guerra. Aquello no era posible. Había que transformar al otro en aquello que habían creído que era o decidido que tenía que ser. Para ello, cualquier arma, cualquier medio sería válido, porque la manipulación ya no era suficiente. Así que la amenaza, el victimismo, el chantaje, la agresividad pasiva o activa, la imposición, el engaño, la docilidad, hacer hijos, tener mascotas, cambiar de casa… o ir a terapia de pareja podían ser buenos métodos para que el otro se transformase en aquello que iba a llenar su vacío. Tendría que cambiar como fuese. Las personitas confusas veían como quedaba muy lejana aquella primavera en la que se encontraron y el tórrido verano que le siguió. Recordaron como fue llegando con extrañeza aquel otoño en el que caían las hojas, los ideales y las pasiones al que le siguió este invierno duro que se prolongaba y se recrudecía cada vez más. Veían cómo el caos y la destrucción iban apoderándose de sus vidas, cómo surgían de su interior voces, gestos, actos que provocaban dolor y tristeza. Veían como todo quedaba arrasado y oscurecido a su alrededor. Y entonces… (¿Quieres escribir el final? Elige el género: terror, tragedia, comedia, “lovestori”, ciencia ficción… Y anímate a ponerle a esta historia un punto y aparte) Axier Ariznabarreta...

Read More
Terapia de Pareja: Cuando y para qué
Mar20

Terapia de Pareja: Cuando y para qué

Por qué se acude a terapia de pareja. Los motivos pueden ser de los más diversos, pocos o muchos, recientes o enquistados: Dificultades en la comunicación, discusiones, falta de estimulación, desencanto, falta de visión de proyecto mutuo, problemas con las familias de origen, problemas con las relaciones sexuales, infidelidades, desequilibrios en la dedicación pareja-familia-trabajo, desacuerdos en la crianza de los hijos…  Cuando acudir a una terapia de pareja. El ideal es acudir cuando se comienzan a ver indicios de que algo no está yendo como se espera, hay malestar e insatisfacción, sensación de atasco y la pareja se da cuenta de que no pueden afrontarlo por sí mismos. Sin embargo en la mayor parte de las ocasiones se espera demasiado, incluso años para hacerlo, cuando la relación está ya muy deteriorada y el desgaste en la relación es importante. Puede suceder que la pareja tenga aún la sensación de quererse pero existe una acumulación de enfados, frustraciones, decepciones, distanciamientos y frialdades que parecen insalvables.  Aunque acudir a la terapia de mutuo acuerdo, con los mismos objetivos, es la mejor de las situaciones, generalmente siempre hay uno de los dos que tiene más voluntad, motivación o confianza en los frutos que puede dar la terapia. En los peores casos el planteamiento de la pareja de cara a la terapia simplemente es gestionar la ruptura.  Qué se hace. En el encuentro de pareja trabajamos sobre los objetivos a perseguir y tratamos de encontrar las motivaciones de cada uno para avanzar en el proceso. Es necesaria una mínima voluntad de querer solucionar las cosas y una mínima coincidencia en los objetivos para el proceso, aunque estos objetivos se pueden ir transformando durante el mismo. La principal herramienta en una terapia de pareja es el trabajo sobre la comunicación. La comunicación no sólo consiste en poder expresar sentimientos, sensaciones e ideas y que haya escucha, también es importante aprender a cómo, donde y cuando expresarse. Para qué sirve una terapia de pareja. Hay dos posibilidades: recuperar la relación o romperla de la forma menos dolorosa y conflictiva posible. Un objetivo básico es la comunicación, que cada miembro de la pareja se comunique y resuelva lo que quiera para sentirse mejor con el otro y consigo mismo. Un problema de pareja no solo afecta a la relación sino que influye en la salud, el trabajo y las relaciones sociales y por lo tanto el afrontamiento o resolución del problema afectará positivamente a esos otros entornos. Una de las tareas principales es descubrir cuál es el verdadero problema o los problemas que  les afectan y que está detrás de los comportamientos negativos que hay entre ambos,...

Read More
Problemas de Pareja
Nov12

Problemas de Pareja

Convivir no es fácil y en cada pareja a lo largo del tiempo se van creando dificultades de comunicación, hábitos negativos, problemas  en las relaciones sexuales… que llevan al desencanto o la frustración. Otros factores alrededor de la pareja, como los hijos, las familias de origen, las relaciones sociales crean algunos desencajes. Puedes pedir informarte y pedir cita para Terapia de Pareja presencial u Online. Si quieres saber más puedes ampliar información en los siguientes artículos:  Terapia de pareja: por qué, cuando y para...

Read More