Concentrarse

La concentración es esa complicada capacidad de poder mantener la atención en algo durante el tiempo que sea necesario, venciendo las distracciones tanto externas como internas.foco-2

Es muy importante tener en cuenta que las distracciones provienen de nuestro interior o se gestionan desde nuestro interior. Así que el asunto prioritario es conocer el funcionamiento de tu atención.

Es posible entrenar las habilidades de concentración. Dedicaremos otro artículo a explicarlas. Ahora veamos algunas cuestiones importantes para qué empieces a manejar este tema.

Y tu, ¿Cómo lo haces?

Todo el mundo no se distrae con las mismas cosas. Es importante conocer lo más concretamente posible qué es lo que arrastra tu atención. Las distracciones pueden tener un contenido e incluso ser buenas delatoras de tus auténticas necesidades.

Gestionar el cansancio

Otro elemento importante relacionado con la concentración es el cansancio tanto físico, como psicológico y emocional. En general no somos sensibles y conscientes de nuestra progresión de cansancio hasta que ya no somos capaces de hacer algo. Descansar es útil pero es más útil saber de qué estamos descansando, tomar conciencia de nuestros niveles de cansancio y saber parar antes de llegar al límite. El sobreesfuerzo es enemigo de la concentración.

El entorno

En determinadas actividades y entornos, la prevención ayuda mucho. Por ejemplo para una tarea de estudio o trabajo podemos eliminar de nuestro espacio la mayor cantidad de objetos inútiles susceptibles de convertir se en distractores. En esta línea las condiciones físicas también influyen: la postura, los lugares en que nos sentamos, el flujo y la cantidad de la luz, la temperatura ambiental, la ventilación…

Conócete.

“Conócete a ti mismo”. Aunque suene a tópico nadie mejor que uno mismo sabe cuáles son sus límites, sus ritmos de activación, sus intereses… Esto te puede servir para planificar tus actividades, alternar contenidos, etc.

Organizarse

Organizarse es clave. Si rondan por tu mente cosas pendientes, debes detenerte escucharlas y darles una respuesta. Elije que es lo importante y planifícate.

 

Contrólate.

Hay tareas que necesitan de un límite por ejemplo la atención a los móviles, redes sociales. Elige bien el momento en que las vas a atender y en las que no. No pueden estar todo el rato presentes.

Por lo demás siempre ayuda mantener unos buenos hábitos, ejercicio, descanso, alimentación, control de estímulos y estimulantes…

Author: psiconline

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>